English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

6 de enero de 2014

Tostón de Reyes

"Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres".
Pitágoras de Samos, filósofo y matemático griego.




Hola a todos, hoy es el Día de Reyes, punto final -¿por fin?- de tanta jornada lúdico-festiva que, la verdad, uno ya tenía ganas de dejar atrás. Supongo que la mayoría de vosotros a estas horas ya estáis agotados de tanto abrir y repartir regalos, por aquí y por allá, excepto los niños, por supuesto; no sé con que se alimentan hoy en día, su energía y entusiasmo son inagotables, lo mismo que la paciencia de algunos, porque -y os lo digo por experiencia, hay niños y "niños". 

Y es que hoy el tradicional roscón de Reyes con que solemos endulzar tan, ya de por sí, almibarada jornada, ha pasado de roscón a tostón, en la acepción menos amable del término; os puedo decir que el roscón ni lo he olido pero el tostón me lo he comido enterito. 

Me comprenderéis enseguida (ya casi puedo oir vuestras muestras de solidaridad) en cuanto os diga que esta mañana, bien temprano, he recibido la visita de la simpar, irreverente e inefable Maribé
Sí, Mary Beyoncé, mi queridísima sobrina literaria ha estado aquí.



         -Ola ke ase?
              
       JA JA JA...


Como veis, empezamos bien; el resto del día os lo podéis imaginar... no, ¿pero qué digo?, nadie se lo puede imaginar...


-Y dime, preciosa, ¿qué te han traído los Reyes Magos?- le pregunté mientras se abalanzaba a dos manos sobre el roscón de Reyes. Y entre los típicas advertencias de no comas tan deprisa que te vas a atragantar o no se habla con la boca llena y no se hace ruido al masticar, todas ellas en vano, le entendí algo así como ropita, colorines y una Barbie, princesa, como yo.
¡Ah, vaya, estarás muy contenta!, exclamaba yo mientras observaba la mutación del estampado del sofá de motivos florales a colores pastel, nunca mejor dicho. Y habrás pedido algo para papá y mamá, ¿verdad?, pregunté, recibiendo por respuesta una sonora carcajada con lluvia de migajas de roscón incluída; síiíííí..., a mamá le pedí un abrigome contó entre tos y tos; ah, qué bien, dije complacido, ¡un abrigo para la Barbie, ja ja ja!, completó la criatura enterrando mi complacencia; y a papá un coche descapotable, espera, me adelanté, ¿un coche para la Barbie?, y, abriendo los ojos como si hablara con un marciano, me espetó: ¡no, para el Ken!, y remató con un previsible ¡que no te enteras, Contreras, ja ja ja...!
Y así fue pasando lenta, muy lentamente la mañana, hasta que, al fin, me preguntó, como no dándole importancia, que si, por casualidad no le habrán dejado aquí algún regalito los buenos Magos de Oriente; pues claro que sí, como siempre mi niña; ellos saben que has sido... que eres... tan... tan... tan..., pareces una campana, rió ella, ¡especial!, terminé yo, ¿qué es, tito?, ¿qué es?, ¡dímelo, dímelo, dímelo... ¡DÍMELOOOOO...!; y mientras ella volaba a por su regalo imploraba yo a todo el santoral por que le gustase mientras recordaba como acabó la hermosa flauta que aquí le trajeron el año pasado, el día que aprendió que tocar la flauta y, a la vez, devorar el roscón de Reyes no era una buena idea. 

Y, resumiendo, parece que el santoral se hizo cargo de mis súplicas porque la buena de Maribé, se fue (sí, ¡se fue!) muy contenta y satisfecha con el DVD que Sus Altezas Reales  han hecho para ella con un montón de vídeos de dibujos animados, títeres, cine y teatro, todos ellos de versiones infantiles de famosas obras de la Gran Música

Algunas de esas versiones aún permanecen en la memoria, cada vez más lejana, de quienes las disfrutamos en su momento, como ésta:

"Bugs Bunny en la ópera".

Otras, aunque nos llegaron más tarde, nunca nos cansaremos de disfrutarlas una y otra vez:

"Là ci darem la mano"
(The Muppet Show)

-Là ci darem la mano,
Là mi dirai di sì.
Vedi, non è lontano;
Partiam, ben mio, da qui.
-Vorrei e non vorrei,
Mi trema un poco il cor.
Felice, è ver, sarei,
Ma può burlarmi ancor.
-Vieni, mio bel diletto!
-Mi fa pietà Masetto.
-Io cangerò tua sorte.
-Presto... non son più forte.
-Andiam!
-Andiam!
-Andiam, andiam, mio bene.
a ristorar le pene
D'un innocente amor. 
Letra y traducción: Kareol.es
-Allí nos daremos la mano,
allí me dirás que sí.
Mira, no está lejos;
partamos, mi bien, de aquí.
-Quisiera y no quisiera;
me tiembla un poco el corazón.
Feliz, es verdad, sería,
más aún podéis burlarme.
-¡Ven, mi bella delicia!
-¡Me da pena Masetto!
-Yo cambiaré tu suerte.
-¡Rápido... ya no resisto más!
-¡Vayamos!
-¡Vayamos!
-¡Vayamos, vayamos, bien mío,
a aliviar las penas
de un inocente amor!

Célebre y divertido dúo de la ópera "Don Giovanni", de Wolfgang Amadeus Mozart en el que el impenitente seductor despliega todo su arte para intentar seducir a la pobre criada Zerlina a pesar de que ésta se encuentra prometida con Masetto, un simple campesino, en el que ella piensa con pena justo antes de ceder al irresistible encanto del donjuán; pero ¿conseguirá éste sus mezquinos propósitos?, todo parece indicar que sí, pero ¿quién sabe?, quizás en el último momento...

Y así hasta una infinidad, siempre corta, de grandes obras creadas para acercar a los tiernos infantes a la Música, sí, con mayúscula. Fijaos que hasta hay quien a adaptado algunas de las grandes óperas al mundo infantil, algo que se me antoja complicadísimo dados los retorcidos argumentos con que éstas nos suelen hipnotizar, representando un amplio muestrario de las más bajas pasiones, de los más terribles pecados o crímenes inherentes a la condición humana, y divina también, que hay dioses que son, como quien dice, para echarles de comer aparte

Y hablando de ópera, voy a terminar esta ajetreada jornada intentando relajarme viendo el regalo que -¿porqué no?- me trajeron los Reyes Magos, que serán muy magos, pero de ópera no deben entender mucho, pues les pedí una buena versión de La traviata y me han dejado una de La flauta mágica, pero no he de quejarme, lo cierto es que me encanta también. 
Si gustáis... tengo sitio y buen café.

"La flauta mágica"

Antes de que se me olvide he de anotar en la agenda del móvil mi petición para el año que viene:

-Por favor, queridos Reyes Magos, para este año sólo os pido:

¡QUE VUELVA A REINAR HERODES!

Vaya, disculpad, me llega un mensaje de... ¡Maribé!


-"Tito, guapo, me ha gustado mucho tu regalo, t kro mxo".
...que vuelva a reinar Herodes...

O no.