English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

30 de abril de 2013

Primero de Mayo.

"El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer".
Oscar Wilde, escritor, poeta y dramaturgo irlandés.





Saludos de nuevo, amigas y amigos visitantes, camaradas y camarados, hoy, víspera del Primero de Mayo, tenía intención de dedicar este post a tan destacada festividad, también conocida como Día del Internacional del Trabajo, o del Trabajador -o ambas cosas, que no estoy yo muy seguro-, pero lo cierto es que tanto me da, que me da lo mismo; en un país con un 27% de tasa de desempleo... se le quitan a cualquiera las ganas de festejar nada. 

Así que vamos a lo que vamos; a ver, humm... trabajo y música, hummm... música y trabajo, hummmm, hummmmmmmmmm... ¡Ya está! ¡Eureka!

¿Quién fue el compositor más trabajador de la historia?

Respuesta: 



T E L E M A N N


Georg Philipp Telemann, de quien ya hemos tenido el honor de contar con su visita por estos lares, figura en el libro Guinness de los récords como el compositor más prolífico de todos los tiempos, con más de 800 obras confirmadas, aunque se estima en más de 3000 el número de composiciones que los estudiosos le adjudican. De todas ellas he elegido para ilustrar esta publicación, un bellísimo concierto que hace años había dado por perdido y que recientemente he conseguido recuperar. Una delicatessen:


video
'Concierto para flauta de pico, flauta travesera, 
cuerdas y contínuo en mi menor'.
(Largo)


video
'Concierto para flauta de pico, flauta travesera, 
cuerdas y contínuo en mi menor'.
(Allegro)



video
'Concierto para flauta de pico, flauta travesera, 
cuerdas y contínuo en mi menor'.
(Largo)



video
'Concierto para flauta de pico, flauta travesera, 
cuerdas y contínuo en mi menor'.
(Presto)


Fue Telemann un gran autodidacta, pese a que su inclinación por la música no estaba bien vista en su entorno familiar, desde muy temprana edad empezó a componer y a aprender a tocar multitud de instrumentos. Contemporáneo de Bach y Haëndel, pronto ocupó numerosos cargos relevantes relacionados con el mundo de la música. Fue un hombre afable, de una personalidad y simpatía arrolladoras que verdaderamente disfrutaba con su trabajo, y eso se nota reflejado en las bellísimas composiciones que a lo largo de su dilatada vida fue creando.

Por aquel entonces, y por aquellos lares, no existían la Medalla al Mérito en el Trabajo, ni la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, aquí, en este sitio, tampoco las tenemos, pero tampoco pasa nada si nos inventamos una, ¿verdad?


Bien merecida es.


-¡Oigan, esperen, que yo he compuesto más de 1000 obras...

-Ya, ya lo sabemos Sr. Bach, aún así, no llega a alcanzar la productividad del Sr. Telemann.

-...y he tenido 20 hijos!

-Ehh... nos lo pensamos.

O no.





           

No hay comentarios:

Publicar un comentario