English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

13 de junio de 2012

Momentos viajeros: ASTURIAS.

"Si un asno va de viaje no regresa hecho caballo" (Anónimo).


Hola, hoy vamos a inaugurar una nueva sección, vamos a viajar. Sí, por el mundo, por éste, de momento. Como están de moda los programas de viajeros, pues se me ha ocurrido subirme a la ola, eso sí, en mi caso, sin moverme del porche de mi cabaña; como mucho abandonaré la comodidad de mi vieja mecedora de vez en cuando para escanciarme un culín de  sidra y traerle un poco más de agua a Canelo, quien sestea inquieto aquí, a mis pies, quién sabe si soñando dormido lo que yo sueño despierto.
Pues sí, me he propuesto viajar, imaginariamente, claro, que bastante tiene uno con viajar por obligación y ya sabéis que en casa del herrero, cuchara de palo, ¿y quién soy yo para salirme de la senda tan bien marcada a lo largo de siglos y siglos por la sabiduría popular?
Pues eso, lo mismo visitaremos lejanos países como cercanas ciudades, desde las más remotas regiones a los más acogedores rincones, siempre a través de la música. ¿Qué pais, ciudad, localidad, municipio o incluso camino, no tiene un músico célebre, un cantante, una canción, un... algo arraigado en su historia?


 ¡Vaya, ya está el listo de siempre, el que todo lo sabe! A ver, Angelín, que era ¡una pregunta retórica!

En fin, sigamos. Y, como no podía se de otra forma, comenzaremos nuestra singladura por mi querida y añorada tierra asturiana, por el Principado de Asturias, en el norte de España. En el centro de la región se encuentra su hermosa capital, Oviedo (la Vetusta que Leopoldo Alas Clarín describía en La Regenta), y un poco más al norte, ya bañado por las frías aguas del Mar Cantábrico, nos encontramos en el municipio de Gijón, cuya capital homónima es la ciudad más habitada de todo el Principado. Uno de los barrios más populares de las tierras gijonesas, perteneciente a la parroquia de Vega, es el conocido como poblado de La Camocha, que nació como asentamiento de los trabajadores, y sus familias, de la histórica mina La Camocha, que allá por los años 30 comenzaron las labores extractivas del negro carbón. Se cree que el nombre de La Camocha viene de que en los terrenos en los que se iba a construir la mina había pastando una vaca mocha, es decir, que le faltaba un cuerno. Y hasta aquí quería yo llegar, es decir: FIN DEL VIAJE. Pero no de la visita.
Veréis se decía que las vetas del negro mineral eran tan abundantes y largas que incluso se adentraban en el mar. Y alguien, llamado José León Delestal, escritor y periodista asturiano, escribió una preciosa canción, musicada por el maestro Casanova, en la que se rinde un emotivo homenaje a los trabajadores de dos de las más duras y penosas profesiones que existen: la mina y el mar. Y ese es el título de esa canción. Y esa es mi canción favorita de la rica música tradicional asturiana y por eso hemos llegado hasta aquí.

video
'La mina y el mar'
(Esta canción fue escrita -y es cantada- en lengua asturiana, pero me he decidido por escribir la versión en español para facilitar la traducción automática a quien lo considere necesario, creo que es una letra demasiado hermosa que nadie debería perder la oportunidad de conocer).

La mina de La Camocha
 dicen que va bajo el mar,
 que por eso los mineros
 oyen las olas bramar.

Por eso en el tajo
 se oye este cantar:
 pobre de aquel marinero
 que trabaja sin miedo
 a la tempestad,
 pobre de aquel marinero...

La mina de La Camocha
 dicen que va bajo el mar,
 por eso los marineros
 oyen el grisú explotar

Por eso en la proa
 se oye este cantar:
 pobre de aquel minero
 que trabaja en la mina
 en la oscuridad
pobre de aquel minero...

Así es la mina
 y el mar.

Que alegría volver a contar con la visita de Jerónimo Granda, cantautor asturiano, además de gran showman, muy apreciado en nuestra tierrina, en donde no es raro encontrárselo en cualquiera de los muchos festejos que por allí se celebran, haciéndose querer por el mucho público que le adora, lo cual es bastante fácil dado el carácter tan abierto, siempre alegre, simpático y socarrón que desprende, además, por supuesto, de la buena voz con que adorna sus cantares. Yo recuerdo con gran cariño y nostalgia (y seguro que no soy el único) un programa que presentaba allá por la década de los 80, en la programación regional de RTVE, llamado La radio piquiñina, desde donde nos ponía al día de las noticias más o menos importantes, pero, como decimos nosotros, de aquella manera, la suya. ¡Grande Jerónimo!
 La mina La Camocha cerró definitivamente su boca el 31 de Diciembre de 2008, después de más de 70 años de extracciones, y con mucho carbón aún en sus entrañas, alguien había decidido que esas extracciones ya no era rentables.
Hoy en las cuencas mineras asturianas y del Bierzo leonés llevan ya unas cuantas semanas de movilizaciones, han vuelto a aquella lucha obrera de tiempos muy grises y no tan lejanos.

Alguien ha vuelto a decidir que tampoco son rentables.

Hoy ocuparán las portadas de los principales periódicos.

¿Será la crónica de una muerte anunciada?



O no.





         

No hay comentarios:

Publicar un comentario